Tel: 976 01 95 85 -

De la fontana a la fontanería

De la fontana a la fontanería

La historia de los fontaneros baratos en Zaragoza se remonta muy atrás en el tiempo y coincide con la etimología del término que da ombre a su profesión, pes procede del latín.

Si visitas Roma y contemplas la belleza sin igual de la 'Fontana de Trevi' difícilmente te vas a poner a pensar en fontaneros baratos en Zaragoza, aunque te llamará la atención saber que este vocablo deriva directamente la palabra latina 'fontana', en castellano, fuente.

Tiene toda la lógica del mundo porque se trata de una profesión que se inició y tuvo un gran desarrollo en la antigua Roma a partir de la construcción de los acueductos y los baños romanos. En las fuentes había agua y los fontaneros se ocupan hoy de la circulación del agua en todo tipo de edificios.

No obstante, la profesión, tal como hoy la conocemos, ha tenido otros sinónimos a lo largo de la historia. A finales del siglo XIX los fontaneros eran 'plomeros', por la sencilla razón que muchas de las tuberías de la época estaban hechas con plomo.

Otro de los sinónimos utilizados en el tiempo es el de 'hojalatero', porque en los siglos XIX y XX se usó la hojalata para construir tuberías y objetos relacionados con las mismas. Era una lámina compuesta por pequeñísimas cantidades de acero y carbono que finalmente se recubría de estaño.

Los años han pasado y el plomo y la hojalata han perdido terreno en favor de un material como el plástico, que hoy es dominante en el sector. Pero a pesar de ello, la palabra 'hojalatero' no está ni mucho menos en desuso. En algunas zonas de España, como en Euskadi, todavía hoy es muy común escuchar que alguien ha llamado al hojalatero.

Recuerda, en Fontaneros Jp podemos resolver todos los problemas de fontanería que puedas tener.