Los atascos más comunes se dan en los fregaderos tanto de la cocina como del baño. Esta situación es realmente incómoda y para solucionarla con la mayor rapidez y eficacia lo mejor es contar con un buen profesional.

Los aseos y pilas de la cocina reciben a diario pelos, restos de jabón, comida y productos grasos que hacen que se provoquen estos atascos. Nosotros no encargamos de devolver a la normalidad con la mayor celeridad posible. 

Es muy recomendable que contactes con nosotros en cuanto se detecte el problema ya que el atasco se encuentra en las primeras etapas de la tubería y resulta más sencillo resolverlo, además se evita que llegue hasta las tuberías de desagüe comunes. 

Publicado: 14 de Septiembre de 2017